Recetas de Codillo al vino tinto

El codillo al vino tinto es una receta de esas de toda la vida capaz de convertir una cena romántica o comida tradicional en algo extraordinario. El codillo es un carne que se prepara con especial atención, un guiso con alma que recoge los mejores sabores de un plato que hará las delicias de los carnívoros y amantes de este tipo de recetas. La realidad de un buen codillo es que es capaz de transportarnos a otra época, aquella en la que la cocina prestaba especial interés por la buena materia prima. Si quieres probar un codillo regado con una salsa al vino tinto, toma nota de estos pasos.

Ingredientes:

  • Codillo
  • Patatas
  • Ajo
  • Zanahorias
  • Cebolla
  • Laurel
  • Pimiento verde
  • Vino tinto

Cómo hacer el codillo al vino tinto

Empezamos esta receta preparando la carne. El codillo es un tipo de carne que deberá quedar muy tierno para poder hacer con luz propia. Esta carne la limpiaremos a consciencia, quitando la piel y cualquier pielecilla que pueda haber quedado. La secaremos con papel absorbente y sal pimentaremos al gusto.

  1. En una sartén con un poco de aceite añadimos el codillo y empezamos a sellarlo. Cuando esté dorado, con unos minutos por cara es suficiente, después seguiremos cocinándolo, lo reservaremos.
  2. Seguimos con las verduras, pelamos y cortamos las patatas, zanahorias, cebolla y un pimiento verde. Empezaremos a pochar la cebolla, el ajo y el pimiento verde. Cuando empiecen a estar tiernos, pondremos el resto de los ingredientes.
  3. Incorporaremos el vino tinto hasta que cubra por completo el resto de los ingredientes. Este será el secreto que nos permitirá conseguir una carne mucho más tierna y un sabor de lo más aromático, gracias al gusto afrutado de un buen vino tinto.
  4. Ponemos la carne en la olla. Para esta receta lo mejor es usar la olla exprés, aunque con una convencional puede quedar igual de bien. Tapamos la olla y la ponemos a una potencia media, cuando salga el vapor contaremos unos 25 minutos.

  1. En este momento retiramos la tapa y nos encontraremos con un codillo que habrá superado el primer punto de cocción. Podemos darle un poco más de cocción en el horno a 180º unos 25 minutos para conseguir un exterior crujiente que hará de este codillo un plato de manual de cocina.
  2. Sacamos el codillo y las verduras y espesamos un poco la salsa con una cucharada de maicena y mantequilla. Servimos en caliente y disfrutamos de una carne de las de antes que impresiona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *